Estamos viviendo estos días una interesante pre-pre-campaña electoral. Líderes (o no…) de partidos políticos en programas de entretenimiento nos mantienen enganchados a la pequeña pantalla: nos divierte verlos en situaciones comprometidas, e incluso a veces nos dan pinceladas sobre sus ideas y cómo piensan llevarlas a cabo.

Sin embargo, esto es solamente un apetitoso entrante. El plato fuerte está por llegar y, por delicioso que pueda ser, a todo el mundo no le apetece meterse entre pecho y espalda un kilo de solomillo. Por eso hoy os traigo mi análisis del debate organizado por EL PAÍS, al que estaban invitados los cuatro “grandes” (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos), y al que el actual Presidente del Gobierno decidió no asistir. Su atril vacío es simbólico; los sondeos que pronostican su reelección puede que también.

No voy a entrar en temas estéticos, personales ni intangibles; mi objetivo es resumir las declaraciones de los tres participantes en el debate de forma bastante imparcial, y que cada uno extraiga sus conclusiones. Por otra parte, no creo que la capacidad para ser presidente se determine únicamente por la apariencia externa o la habilidad dialéctica. Aunque ya se sabe, “es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde” (Mariano Rajoy, 2015).

No he realizado un sorteo televisado como ATRESMEDIA para establecer el orden de aparición, así que seguiré el orden en el que realizaron su primera intervención.

1. Guerra de Siria:

  • Albert Rivera (Ciudadanos) afirma que deben enviarse tropas, armamento y vehículos militares a combatir el ISIS, probablemente aumentando el presupuesto militar. Considera que se trata de una responsabilidad política, y no cree que deba realizarse un referéndum para preguntar a la población acerca de si quiere o no que España participe en la guerra (“los españoles nos votan para que tomemos decisiones por ellos”).
  • Por su parte, Pedro Sánchez (PSOE) habló de los acuerdos internacionales y de la colaboración con otros países de la Unión Europea a nivel policial y judicial, y declara que debe ser el Congreso de los Diputados el que apruebe la entrada en la guerra, negando tácitamente la celebración de un referéndum al respecto.
  • Pablo Iglesias (Podemos) es abiertamente contrario a la participación de España en la guerra, y en todo caso preguntaría a la población. Considera más efectivo cortar las vías de financiación del terrorismo y acabar con la venta de armas por parte de los países occidentales.
rivera
ALBERT RIVERA (CIUDADANOS)

2. Economía

  • La propuesta estrella de Ciudadanos es el complemento salarial, una “paga extra” que recibirán aquellos que realicen la declaración de la renta y no hayan llegado a una cuantía mínima de salario aún por determinar. Habría que ver la forma de aplicarlo, y si efectivamente supondrá un alivio para las personas con rentas más bajas. Paralelamente anuncian una reducción de impuestos a los autónomos y a los trabajadores asalariados, siguiendo el planteamiento de que para reactivar la economía no se debe ahorrar sino invertir.
  • El líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, dedicó su turno de intervención en materia económica a repartir agradecimientos y elogios a los presentes, menospreciando al ausente Mariano Rajoy (PP). No concretó ninguna medida más allá de romper con las políticas del actual presidente.
  • Por su parte, Pablo Iglesias insistió en su ya conocida “renta mínima”, mediante la cual se pretende garantizar los ingresos de las personas más desfavorecidas dotándoles de una paga de alrededor de 600 euros mensuales. Esta propuesta, que se calcula en torno a 15.000 millones de euros de gasto público, vendrá sufragada por el incremento de los impuestos a las rentas altas (por encima de 300.000 euros), por la imposición de impuestos a las entidades bancarias, y especialmente por la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción.
iglesias
PABLO IGLESIAS (PODEMOS)

3. Trabajo

  • Dice Rivera que uno de los motivos del alto desempleo en España es que “el 90% de los contratos son temporales“. Para combatir esto propone que todos los contratos laborales nuevos sean indefinidos, con indemnizaciones crecientes; incentivando a los empresarios a contratar más y despedir menos. De nuevo a la espera de su aplicación práctica, no olvidemos que al final es el empresario el que decide.
  • Pedro Sánchez tan sólo comentó que tiene intención de derogar la reforma laboral del Partido Popular, y que aprobará un nuevo Estatuto de los Trabajadores, pero sin detallar los cambios concretos que supondría.
  • El líder de Podemos coincide con el de Ciudadanos en que el desempleo es un problema a resolver, pero no cree que la manera sea unificar los tipos de contrato, sino incentivando a las empresas en materia de impuestos y creando nuevos puestos de trabajo. ¿Cómo? Iglesias habló de su Plan de transición energética, con el que pretende avanzar hacia una economía basada en fuentes de energía renovables y que generará 300.000 nuevos puestos de trabajo.
sanchez
PEDRO SÁNCHEZ (PSOE)

4. Educación

  • Desde Ciudadanos creen necesario un pacto nacional de educación, firmado por todos los partidos políticos, para evitar que cada nuevo Gobierno apruebe una reforma de la ley, que se ha producido siete veces en 33 años. Prometen la gratuidad de los libros de texto, becas universitarias basadas en objetivos, y el llamado “MIR docente”, con el que esperan mejorar la calidad del profesorado.
  • Sánchez reiteró que uno de sus objetivos es derogar la última ley educativa aprobada por el PP (Wert), y que entre sus prioridades figura aumentar el presupuesto en educación y, especialmente, en becas a los estudiantes.
  • Pablo Iglesias explicó la importancia de la escuela pública de calidad y se comprometió a aprobar una nueva ley de educación, sin entrar en más detalle.

5. Social

  • Albert Rivera se suma a la propuesta de Podemos de blindar los derechos sociales en la Constitución, y que explicaremos más abajo.
  • El líder del PSOE Pedro Sánchez habló de las políticas sociales del último presidente por su partido (Rodríguez Zapatero), asegurando que tienen experiencia y son efectivos en la materia. Añadió que tienen en mente una nueva Ley de la Dependencia, enfocada a las ayudas económicas a personas que no puedan valerse por sí mismas.
  • Iglesias considera de suma importancia reformar la Constitución para que derechos sociales como la sanidad, la educación y la vivienda dejen de ser una mera declaración de intenciones, que nunca se ha desarrollado legalmente, a tener un contenido tangible; comprometiéndose a equipararlos con otros derechos constitucionales como los que protegen la vida, la igualdad o la libertad y que sí se encuentran regulados de forma concreta. En materia de salud, propone crear un fondo de accesibilidad para la obtención de medicamentos, eliminando el copago sanitario, e implantar la tarjeta sanitaria universal. En materia de vivienda, su plan es aprobar la dación en pago retroactiva y acabar con los desalojos sin alternativa que dejan a familias enteras en la calle. Además, explicó que tiene intención de cerrar los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), que para él son “peores que los centros penitenciarios“.

6. Territorial:

  • Es por todos conocidos que Albert Rivera se posiciona contrario a la independencia de Catalunya. Considera necesaria una reforma constitucional que dote de más poder a las Comunidades Autónomas, siendo necesaria una mayor financiación para las mismas. También propone eliminar el Senado, creando en su lugar una cámara de representación con los presidentes de las Comunidades.
  • Pedro Sánchez se erigió como “el único garante de la unidad de España“, dejando la puerta abierta a una posible suspensión de la autonomía para Catalunya. Propone una reforma de la Constitución que haga virar el país hacia el federalismo y la descentralización; es decir, que las diferentes regiones tengan más competencias y el poder esté más dividido. Incluso plantea la posibilidad que el Senado se traslade a Barcelona.
  • El líder de Podemos dijo que ya es hora de acabar con el “café para todos”, entendido como la decisión que se tomó al redactar la Constitución de 1978 de equiparar a todas las Comunidades Autónomas, dándoles la posibilidad de asumir una serie de competencias siempre que no estuvieran encargadas al Estado, reservándose este algunas tan importantes como sanidad o educación. Iglesias, consciente de la “plurinacionalidad” que impera en España, está abierto a permitir la celebración de un referéndum soberanista en Catalunya de “un modo similar a lo que se hizo en Escocia“. También cree necesario aumentar la financiación a los Ayuntamientos, y mejorar el Senado.

7. Política

  • Rivera considera urgente un Pacto nacional contra la corrupción, firmado por todos los partidos políticos, y que entre otras medidas incluya: no permitir que los políticos imputados concurran a las elecciones, eliminar los aforamientos (ser juzgado por diferente Juez por el hecho de ser político), y prohibir los indultos por condenas de corrupción. Asimismo, aboga por la reforma de la Ley electoral, introduciendo las primarias y listas abiertas (los votantes eligen a los candidatos que se presentan de cada partido).
  • Pedro Sánchez recordó las medidas que su partido tomó durante el gobierno de Zapatero (2005-2011), como la creación de unidades contra delitos fiscales y la mejora de la Fiscalía anticorrupción. Dijo que para mejorar el acceso de los ciudadanos a la justicia debía derogarse la Ley de tasas, que recordemos desde marzo de este año no se aplican a las personas físicas, así que no quedó muy claro a qué se refería.
  • Iglesias propuso acabar con las “puertas giratorias”, entendidas como el hecho que ex-políticos acaben formando parte de consejos de administración de grandes empresas y, desde allí, favorezcan sus intereses a través de influencias políticas. Baraja prohibir el endeudamiento de los partidos políticos, y en cualquier caso hacer más transparentes las donaciones que reciben por parte de empresas privadas (que, según dice, marcan las directrices de los mismos). Finalmente, plantea la posibilidad de que el Presidente del Gobierno sea revocado durante la legislatura si un número de diputados lo solicita.

 

Hagan sus apuestas.

Anuncios